Des-desarticulando…

“No hay triunfo en lo individual, al menos que quieras ser rey en un país de mierda.”
 
Paco Ignacio Taibo II.
 
Un intento de explicación a la frase, sería: (…) toda expresión cultural, social o religiosa que en sus orígenes entrañe la apología de objetivos individuales (o puerilmente limitado a lo familiar) sobre los colectivos, está notablemente nutrida por el egoísmo, la competencia desleal y al final de cuentas la enajenación del hombre en cuanto a la humanidad. En una mayor escala de reflexión, la interpretación individual del sujeto es una negación a la vida como una totalidad.

Que el mundo gire

Etiquetas

,

Que ardan las ideas y calcinen a este pensador petulante que a punto perece,

siempre acompañado de 96 grados de sopor sofocante…

siendo víctima de la des-conexión propia de las mal llamadas redes sociales,

víctima de la agudización de los conflictos mundiales,

víctima del amor descarnado que nunca visitó sus puertas sepulcrales.

ultimen al último sueño en re-composición (valga la triple redundancia);

que el mundo explote como siempre lo ha hecho,

generando pesadillas de sangre y muerte,

generando en paralelo: sueños, esperanza y una fuerte carga de Fe.

Finalmente:

Que el va y ven dé significado a la juerga que etiquetamos como vida,

y que el mundo gire, que yo solo vivo pa girar con el.

Cevlade https://www.youtube.com/watch?v=iu-aNf2__M0

¡Arriesgarse es la cuestión!

Etiquetas

, ,

Angelo_Bronzino_alegoria del amor

Normalmente las personas se arriesgan cuando el objetivo supera el sacrificio, o cuando la indecisión arrojaría una pérdida irresistible.

Arriesgarse es la expresión máxima de la voluntad, y la voluntad más íntima que conozco es la de seguir viviendo.

El problema que tengo con los nihilistas es que no encuentran objetivos cuyo Valor sufrague la pena de arriesgarse, siquiera por cualquier nimiedad.

Hay nihilistas de dos tipos: quienes solo se mantienen vivos porque tienen la esperanza de encontrar el objeto de valor que les de sentido y los otros no lo saben, pero anhelan el fin de sus días y no lo concretan porque no tienen voluntad. los primeros podrían fácilmente suicidarse, pues cuelga su vida en un hilo de esperanza (siendo el suicidio el objeto valioso que si encontraron); de los segundos no debemos preocuparnos, no existen… ya han muerto.

Finalmente, y aunque creas lo contrario no se puede querer tener voluntad, es estúpido. La voluntad se posee y ya. Dependemos de que eso a lo que llaman autodeterminación o libre albedrío verdaderamente exista. Permitanme disentir.

Insomnio

Insomnio

Mis ojos enardecen justo cuando la profunda noche es suficiente para resaltar el manto estrellado que decora mi cuarto. Mi naciente cólera impide cualquier intento para contemplar la belleza celeste, el sobresalto acelera mi pulso y mis venas saltan hasta hacerse notar. Ocupo el lugar de los desquiciados: maniatado en este colchón a ras del suelo vigilo el sueño de mis adyacentes y el barullo de todas las cosas resuena en mi cabeza, mezclándose con las imágenes que al trascurrir la noche se vuelven más absurdas. Tiritan mis manos y algún método es necesario improvisar para aliviar la acumulación de ira.

El insomnio recurrente que devela mi histeria desplaza mi templanza y mis puños sin coherente explicación estallan en el piso. Al no encontrar alivio, mis puñetazos cambian su trayecto y cada golpe nubla mi vista, de a poco cierro mis ojos, desordeno mis ideas, desenchufo mis oídos; se adormece mí cerebro, me brinda descanso. Yo decido cuando dormir.

[Imagen propia]

Catarsis a causa de un mal día

destrucción

[Junio de 2014. Contexto en que sucede la narración] Un huracán acechando contra el océano pacifico repercute de manera indirecta en contra de mi estado de ánimo, nubes grises y algunos relámpagos anuncian que el cielo reventará al igual que mi cordura; será necesario aligerar un poco la presión… expiarme en las letras:

Quizá dos balas percutidas hoy en dos puntos opuestos del mundo mataron a un “culpable” y a un “inocente”.

En la avenida de enfrente una mujer sale disparada por causa de un chofer que no detuvo su vehículo para esperar a que la luz roja extinguiera.

En mi Estado (Michoacán) hurgan en las cuevas para encontrar a un exprofesor.
El país aún más poderoso sobre la tierra entra en querellas contra su archienemigo por causa de recursos naturales escasos y la gresca se desarrolla fuera de sus respectivos países.

Las discrepancias en Libia siempre no estaban resueltas; el medio oriente no se ha pacificado; nos mintieron los medios, pues los medios (redes sociales: Twitter y Facebook) no resuelven problemas sociales… la primavera árabe fue un fraude.

Regresando a México; dice hacienda que el crecimiento económico se reduce 2.7%; y como no comemos porcentajes a mis vecinos les da igual; de cualquier forma medio comen, medio duermen, medio trabajan… medio viven.

Los trabajadores promedio, a diario se aglutinan en el metro de la capital, cabizbajos llegan y frustrados regresan a sus hogares; después de haber desperdiciado hasta 4 horas solo en el transporte público.

¿Cómo demonios van a alzar la voz en esas condiciones, si encima llegan a desinformarse frente al televisor?

Tan desinformados están que les meterán la energética; y todas las demás pero no respingarán. Finalmente, y para rematar: dos vagabundos siempre me dan la bienvenida (y también me despiden) con tufos de alcohol o algunas veces de estiércol, justo en la acera de mi sitio de trabajo; sus ojos ausentes siempre me recuerdan la forma de incrementar mi indignación.

¿Qué divinidad es la que enlaza cada uno de los acontecimientos que observo? ¿En verdad hay algo que conecte cada acontecimiento en el mundo? ¿Existe algo concreto que una todo el mundo en estos días?

Mis vecinos sugieren que si existe algo semejante, este es el mundial de fútbol, la panacea que une y luego resuelve todos los problemas del mundo cada cuatro años. Mientras tanto que alguien induzca en mi un coma y me despierten hasta que pueda encajar en este mundo aberrante.

PD: no es verdad lo del coma

[Imagen tomada de internet]

Diario de un Mazoquista

mazoquismo

No es normal que no me detuviera cuando tu cráneo golpeaba la pared hueca que amplifica el quejido, que tomara con brutal fuerza tus grasas de la fertilidad para estrellarlas contra mis abdominales, que llevara al límite el arco de tu espalda baja por causa de que uno de mis brazos remangara de tus largos cabellos y el otro formara el ángulo que bajaba con el codo a la vanguardia, veloz y con precisión, sobre tu columna.

¿Qué sabes tú de las imágenes que me atormentan en mis sueños y que hoy provocan que aumente el vigor de los movimientos que estremecen tus adentros?

Poco a poco siento como la herida sangra, resbala el líquido doblemente virtuoso cuajándose junto a nuestros muslos, un olor familiar se levanta y su intensidad es proporcional a la inflamación de mi arteria meníngea media, el adictivo suspiro busca más del momento y mis dedos penetran tu epidermis justo donde el éxtasis los alcance. Finalmente me transporto pacífico a aquel callejón donde tu candor matinal descendió al averno de los olvidados.

Tú al igual que las otras, no fueron causantes del pecado, es la inmundicia de nuestro tiempo que no soporta su belleza y me la regala petrificada en mi memoria a la espera de otra nueva víctima.

Imagen tomada de Internet

Prohibido Deformar mi Estado de Ánimo

Etiquetas

, , , ,

mmm

Otro instante más, besando esta realidad que languidece, desintegrándome justo a un costado de mis últimas esperanzas. Me prometí soportar el suplicio del vivir en este infierno pero las bocanadas negras de aquellos ángeles mortecinos me incitan a cometer el acto ilícito, el pecado mortal… tan solo quiero arrojarme en esas manos vacías, en ese paraíso infinito de cuatro letras donde tú solo crees que está la nada y yo con fe ciega puedo decir que lo habita Todo.

Imagen propia

Imagen

Noches partidas

Etiquetas

,

Absorto he inmerso en pensamientos recurrentes mi cuerpo calienta el cubo de concreto que me rodea, imágenes del pasado y otras tantas inventadas recorren mi cabeza haciendo torbellinos que forman bellísimas historias ilusorias. En esas historias siempre encuentro la manera de desahogarme, de hablarte por fin, de contarte cuánto te he echado de menos.

El malestar se agudiza cada vez que el torbellino cesa a causa de que todo es una fabricación que seguramente nunca saldrá de mi cabeza para materializarse. ¡Por fin!, digo a mis adentros al hacerse el silencio, pero mi subconsciente me traiciona y el anhelo vuelve a fabricar historias con los escombros de la última hecatombe. Maldito vórtice que se aviva a consecuencia del mínimo suspiro producto del alivio.

Cruel autor del mundo onírico, te pido el descanso, incluso prefiero dormir con la tristeza y nostalgia que me ha acompañado durante los últimos ocho meses a seguir aferrado en construir majestuosos castillos de cenizas en el viento. Ferviente deseo, deja de atormentarme y permite que este testarudo se caliente con la desesperanza que adorna mi vida amorosa. Cautivo del hastío, merecedor de nada por no luchar por algo, merecedor de todo por mantenerme inerme ante los placeres que me limito a desear. La vida trivial es la miel que nunca probará este paladar.

No quiero deambular por mucho tiempo en mi cuarto a la espera del plomo que cierre mis ojos, no quiero salir de día y esperar que otra ninfa adorne mis metas con bagatelas. El suplicio será bien recibido, consiste en dormir sin esperanza y al despertar recuperarla… más tarde ofrecerla en sacrificio y adicionarla con los últimos desechos de este cuerpo humano.

Imagen: Carlos Sadness